domingo, 12 de febrero de 2017

El abandono del antiguo estadio La Victoria


Ya hice en su día artículos relativos al abandono del estadio Insular, el estadio Colombino y el estadio Lluis Sitjar. Hoy el artículo va sobre el antiguo estadio de La Victoria.

El estadio fue inaugurado en 1944 en Jaén en un partido contra el Algeciras de liga, cuando el equipo de la ciudad aún era conocido como Olímpica Jiennense y estaba en 3ª División. En dicho estadio, el club conoció las cuatro categorías máximas del fútbol español (es decir, 1ª, 2ª, 2ªB y 3ª).

En 1997 fue remodelado, aunque no estuvo mucho tiempo más operativo: en 2001 se disputó el último partido oficial, un 0-2 contra el Betis (míticos esos dos goles de Gastón Casas que valieron un ascenso a Primera). El último acto que se celebró en el estadio fue un concierto de Julio Iglesias (y lo sabes), tras lo cual fue clausurado.

A partir del 2 de septiembre de 2001 se comenzó a usar el nuevo estadio de la Victoria, y el antiguo estadio permaneció en estado de abandono (ver la foto del encabezamiento).

En 2005 el estadio se demolió, junto con la Escuela Politécnica, edificio que estaba situado junto al estadio.

En 2013, se iniciaron los procesos para construir en la zona donde estaba el estadio un centro comercial de El Corte Inglés, que según parece (por la información que he consultado) está hecho ya.

PD: A destacar esta noticia sobre la taquilla del antiguo estadio del año 2012.

Fuentes: es.wikipedia.org, redjaen.es

martes, 7 de febrero de 2017

El crimen de Miguel Martínez o de los Tilos


Al igual que con el caso de Álvaro Bustos, el caso de Miguel Martínez, también conocido como el crimen de los Tilos, lo vi mencionado en un antiguo número de la revista Más Allá. Junto al ya mencionado caso de Álvaro Bustos, es el único mencionado en dicha revista (incluyeron en un reportaje una lista sobre crímenes relacionados con exorcismos y demás) del cual he encontrado información, exorcismo de Almansa aparte.

Ocurrió el día 4 de abril de 1988, en una urbanización de Santiago de Compostela llamada Los Tilos. Miguel Martínez hizo lo impensable con su esposa, Genoveva Ferreiro...

Sobre las 2 de la tarde, los dos discuten, hasta que se escucha un grito aterrador de Genoveva: Miguel la cose a puñaladas.

Cuando la policía llega al domicilio de la pareja y llaman a la puerta, Miguel dice: "Un momento, todavía no terminé". Una vez que los agentes de policía acceden al interior tras abrir Miguel, encuentran una escena sangrienta: Genoveva tiene los ojos arrancados y el pecho abierto, con el corazón y los pulmones estallados.

Existió el rumor, según se puede ver en la foto que preside el artículo, de que la mató creyendo que ella era un vampiro, en una suerte de crimen ritual. Pero al parecer, en el interrogatorio, Miguel, totalmente sereno, ante la pregunta de por qué había tardado tanto en cometer el crimen ante ese pensamiento y con la cantidad de tiempo que llevaba viviendo con ella, contestó que "quería separarme de mis hijas".

Miguel fue internado en un psiquiátrico a las afueras, mientras que el piso en el que vivía la pareja permaneció vacío y sin ser vendido mucho tiempo, al igual que el coche de la víctima.

Fuente y foto: otroladodelarealidad.blogspot.com

lunes, 30 de enero de 2017

One hit wonders: Bailando - Paradisio

"Bailando" es una canción del grupo belga Paradisio, conocida por su éxito y porque fue un "one hit wonder".

La cantante, Marisa García, se unió a la banda (creada en 1994) en 1995, grabando el que fue el único disco del grupo en su carrera, llamado igual que el grupo, en 1997, tras el éxito que había tenido "Bailando" como single.



El éxito fue considerable: fue top 1 en cinco países; llegó al top 10 en países como España, Francia o Bélgica; el disco al que pertenece "Bailando" vendió 550000 copias únicamente en Francia (echen cuentas en el resto del mundo) y fue doble disco de platino en Noruega y triple disco de platino en Suecia. Aparte, hubo un videoclip para Europa y otro para Estados Unidos.

Tras este tema, Paradisio no volvió a tener ningún tema con el mismo éxito que el ya mencionado "Bailando". "Vamos a la discoteca" (1997) sólo pudo ser top 10 en cuatro países, mientras que "Bandolero" solo pudo mantener la fama del grupo, sin más.

Tiempo después, la cantante se marchó del grupo debido a la quiebra de la discográfica con la que trabajaban. Hubo varios retornos del conjunto (con otras cantantes como Sandra Degregorio, María Del Río y Shelby Díaz), aunque no disfrutaron de gran éxito en dichos regresos.

Fuente: es.wikipedia.org

domingo, 29 de enero de 2017

The original screwjob


Uno de los momentos más famosos del wrestling es el Montreal Screwjob, que involucró a Vince McMahon, Shawn Michaels y Bret Hart. Sin embargo, no fue el primer "Screwjob" que se vio en la lucha libre profesional. Previamente, hubo uno, que es conocido como "The original screwjob".

El "original screwjob" involucró también a Vince McMahon, aunque ocurrió en 1985. En este caso, se vieron involucradas Wendi Richter (como curiosidad, llegó a estar casada con el ex comentarista en español de WWE Hugo Savinovich) y Fabolous Moolah.

En 1985, Wendi Richter había ganado el título femenino de WWE (entonces WWF) en el primer Wrestlemania de la historia en un combate contra Leilani Kai (la cual le había arrebatado el título tiempo antes), estando acompañada por Cyndi Lauper (debido a su conexión con el wrestling, contó con Lou Albano para el videoclip de "Girls just wanna have fun" (a ver si lo reconocen)).

Sin embargo, en ese año, todo se fue al traste para ella. A pesar de su posición en la empresa, es decir, tenía el título femenino, y gozaba de una popularidad comparable a la de Hulk Hogan, pero no estaba contenta con los pagos que recibía: por ejemplo, cobró 5000 dólares por su combate con Leilani Kai en Wrestlemania I, mientras que Hulk Hogan, Mr. T, Paul Orndorff y Roddy Piper cobraron 50000 dólares cada uno por su combate en el mismo evento, siendo ambos combates los estelares de la velada.

Richter andaba continuamente en serias disputas con Vince McMahon por sus emolumentos, y decidió tomarse la justicia a su manera...

El 25 de noviembre de 1985, se celebraba una velada en el Madison Square Garden, donde Wendi Richter iba a defender su título contra una luchadora llamada The Spider Lady. Spider Lady era un personaje que fue usado ese mismo 1985 por una luchadora llamada Glendine, que había sido dirigida por Fabolous Moolah.

Sin embargo, aparte de a Glendine, Wendi vio a Moolah tras bastidores, lo que le hizo sospechar (había sido entrenada en la academia de lucha de Moolah, y sabía de sus tretas (es conocido que el marido de Moolah chantajeaba a las alumnas, prometiéndoles éxito en el negocio si tenían sexo con él, mientras Moolah las forzaba a que hicieran eso)).

Una vez en el combate, Spider Lady hacía un combate stiff (es decir, los golpes no eran fingidos, sino reales o con una fiereza más desmedida de la cuenta), hasta que lo acabó con un Roll up que el árbitro contó como cuenta de tres, a pesar de que Wendi se zafó de la cuenta cuando iba por uno (árbitro compinchado).

Tras perder el título, Wendi desenmascaró a Spider Lady que... resultó ser Fabolous Moolah. Wendi, obviamente enfadada, se marchó del edificio sin cambiarse siquiera de ropa y no volvió a aparecer en la compañía más...

Moolah y Vince McMahon declararon que Richter no quería renovar su contrato y que por ese motivo le arrebataron el título, mientras que Wendi dijo que ella estaba en pleno contrato de 5 años.

De cualquier manera, Wendi Richter siguió su carrera en la lucha libre en la escena independiente, y no volvió a aparecer en WWE (con Moolah no volvió a hablar nunca más hasta la muerte de Moolah) hasta 2010, cuando aceptó ser inducida en el Salón de la Fama de WWE. En 2012 volvió a aparecer, en un Raw semanal.

Fuentes: es.wikipedia.org, ringthedamnbell.wordpress.com

domingo, 8 de enero de 2017

El crimen de Álvaro Bustos


Hace un tiempo hablé en este blog sobre el caso del exorcismo de Almansa. Hoy lo haré, tras haber leído una mención en un número antiguo de la revista Más Allá, sobre el caso de Álvaro Bustos, que también mató a un pariente muy cercano (en este caso, su padre) movido por motivos demoníacos.

Álvaro Bustos gozó de fama en los 70 en España, ya que había formado parte (por la información que he consultado, fue el fundador) del grupo musical Trébol, que tuvo temas conocidos como "Carmen" o "Pajarillo".



Sin embargo, el grupo no tuvo una trayectoria larga, disolviéndose apenas a los 5 años de existencia. Pasado un tiempo, ya en la década de los 80, Bustos era lo que se podría llamar un juguete roto. Se aficionó a temas relacionados con la hechicería y se le diagnosticó psicosis paranoide crónica.

El 4 de enero de 1987, Bustos cometió un crimen que deshizo la buena imagen que pudo haber conseguido con Trébol, ya que asesinó a su padre como si fuera un vampiro, intentando que saliera un supuesto demonio de él.

Álvaro vivía por aquel entonces con su padre, Manuel, que tenía 70 años y que era catedrático de violín del Conservatorio Superior de música de Córdoba (del cual llegó a ser director), y de la Real Academia. Vivían juntos en una casa de dos plantas, viviendo Álvaro en la planta superior y su padre en la baja.

Aquel día decidió Álvaro acabar con un supuesto demonio que vivía en el cuerpo de su padre. Para ello, quitó la madera que servía para sujetar las cortinas de su cuarto, y la afiló para que tuviera un final puntiagudo.

Una vez afilado de aquella forma, entró en el cuarto de su padre, al cual sorprendió tirando sal en el suelo, para luego descolgar los espejos y ponerlos boca abajo, para proceder a su ritual.

Una vez colocadas las cosas así en la habitación, utilizó la madera como estaca (untada con ajo y sal por lo que se dijo en su momento), tras 20 minutos de forcejeo, y se la clavó a su padre en el pecho, el cual murió instantáneamente.

Tras cometer dicho crimen, Álvaro estuvo durante 24 horas junto al cadáver, según él, para evitar que "el demonio se reencarnara". Tras la espera, se dirigió con el cadáver en su coche a la sierra de Córdoba para quemarlo y esparcir sus cenizas por el Guadalquivir, pero la presencia de un guardia le hizo desistir.

Volvió a la ciudad, y tras vigilar su coche, se entregó a la policía (en aquel momento, sus familiares estaban alertados por la desaparición de su padre)

En el juicio por el asesinato cometido, sus abogados pidieron su absolución por problemas mentales (la psicosis nombrada varios párrafos arriba) y Álvaro declaró que aunque lloró la muerte de su padre, había hecho un bien al librar a la humanidad de Satanás.

Finalmente, Álvaro fue absuelto, pero fue ingresado en un centro especializado para personas con problemas mentales.
.
Fuentes: eldiadecordoba.es, manuelcarballal.blogspot.com

domingo, 1 de enero de 2017

Feliz año nuevo

Aprovecho este espacio para felicitar y desear a todos los lectores del blog, ya sean habituales u ocasionales, un feliz año nuevo 2017.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Ni Periscope ni hostias

El vídeo ya es un gol de Señor, ya que ocurrió en pleno verano de este 2016 que acaba hoy día 31 de diciembre, pero quería acabar el año con un artículo de humor en este blog.

Todo ocurre cuando una chiquilla llamada Naiara está con una amiga haciendo un Periscope (Piqué seal of approval) y la madre, muy puesta y harta ella, entra en la habitación y le quita el móvil al grito de "¡Ni Periscope ni hostias, ni hostias! ¡Un tío con la polla al aire!". Eso sí, la pobre mujer se ve que no sabe muy bien como cortar el directo de Periscope...