miércoles, 12 de julio de 2017

El niño pintor de Málaga


El caso del niño de Somosierra es uno de los casos de desaparición infantil más conocidos en España. De hecho, se podría decir que junto con el caso del niño pintor de Málaga es el más conocido del país.

Hoy, voy a tratar por aquí el caso del niño pintor de Málaga, lean.

El nombre del mencionado niño era David Guerrero Guevara. Vivía en Málaga capital, y era considerado como un futuro genio de la pintura, como lo había sido Pablo Picasso, paisano suyo. De hecho, había realizado un cuadro de un Cristo, concretamente el Cristo de la Buena Muerte, que había llegado a ser presentado en una exposición de arte de la galería La Maison sobre Semana Santa en la ciudad.

El 6 de abril de 1987 por la tarde, David tenía pensado acudir a la galería de arte para contemplar su cuadro antes de ir a clases de arte. También estaba citado allí porque un periodista de una radio iba a hacerle una entrevista ya que era el único niño con un cuadro publicado.

David tenía que acercarse a la marquesina (situada a 150 metros de su casa) de autobús para llegar a la galería. Sin embargo, nunca cogió un autobús y su rastro se perdió en el trayecto hacia la marquesina.

Quien se dio cuenta en primer lugar de que David faltaba era su padre. Al ir a recogerlo sobre las 9 de la noche a donde daba sus clases de pintura, no lo vio. Preguntó al conserje del centro y a la galería, pero nadie lo vio durante la tarde.

Debido a que la reina Sofía estaba de visita institucional en Málaga ese mismo día, se descarta que hubiera sido secuestrado. También ocurrió que pese a que la gente se echó a la calle para ver a la reina (que pasaba por la zona, precisamente), nadie llegó a ver a David por ninguna parte.

Lo que diferencia a este caso del niño de Somosierra es que no hay absolutamente ningún rastro. Mientras que del niño de Somosierra hubo algo encontrado, de David no hay nada, ninguna pista material ni tampoco testigo alguno, como si se hubiera esfumado en el aire.

Aún asó, hubieron posibles indicios de encontrar a David:

-En 1988, un matrimonio español, en un viaje a Portugal, declaró haber visto a David pintando en las calles de Lisboa, pero la pista se declaró como no válida y se desechó.

-En 1990, en un hotel de Málaga se encontró una servilleta donde estaba escrito: "David Guevara. Huelin." Esto correspondía tanto al nombre del niño como al nombre del barrio donde vivía. Coincidiendo con la desaparición (en los meses de marzo y abril de 1987), en ese hotel había estado alojado un suizo (de 70 años) de Berna con poder económico al que se le atribuye el escrito de la servilleta.

Se descubrió que David tenía un dibujo en su casa de una persona con unos rasgos físicos muy similares a los del hombre suizo. Entonces se achacó que la desaparición de David se debió a que el hombre suizo le había dado dinero para que abandonara a su familia (David provenía de una familia humilde (no tenían teléfono en casa y una vecina les ofreció disponer del suyo para información sobre David)).

Sin embargo, cuando dieron con el domicilio del suizo, descubrieron que había fallecido meses antes por causas naturales. Tampoco (a pesar del dibujo en casa de David) había ninguna foto de David en aquella casa, a pesar de que era aficionado a la fotografía de los sitios que visitaba.

-Se investigó a unos pintores belgas relacionados con La Maison que vivían en Marbella, por supuesta conexión con la desaparición. No se pudo probar nada, además de que uno de ellos murió de SIDA en 1992. También se investigó a una red de falsificadores de arte que fue desarticulada, pero no pudieron probar que tuvieran relación con David.

Con el paso del tiempo, no se ha descubierto paradero alguno de David. De hecho, el padre de David murió en octubre de 2015, y sus familiares no podían recibir su herencia (la casa y la cuenta corriente bancaria), ya que estaba bloqueada: David seguía vivo, y al ser legítimo heredero, tenía que firmar él.

Al haber pasado legalmente más de 10 años desaparecido sin noticia alguna, David podía ser declarado muerto de forma civil. Su familia solicitó esta consideración en agosto de 2016 (según se recogió en el BOE) y fue declarado muerto civilmente en octubre del mismo año (sin embargo, se le comunicó a la madre de David que el caso seguía abierto y aún podía ser encontrado).

Fuentes: elespanol.com, jorgecolomardetectives.com, abc.es, politica.elpais.com

martes, 4 de julio de 2017

Maguy en el Atlético de Madrid


Hace unos días hablaba en este blog sobre el "caso Negritos" en el que se vio envuelto el Atlético de Madrid. Hoy lo hago sobre otro caso en el que Jesús Gil hizo de las suyas en cuanto a chanchullos, el caso del fichaje de Maguy.

Maguy llegó al fútbol español en el año 1993, cuando el fichaje de jugadores africanos no era tan común en España como hoy en día. De hecho, se convirtió en el primer jugador procedente de Costa de Marfil que llegaba a un equipo español.

Costa de Marfil había ganado el año anterior la Copa de África con un estilo de juego conservador y muy defensivo ganando la final en los penaltis.
Sin embargo, no llegó al Atlético por su labor en el combinado costamarfileño, sino por otras razones. Jesús Gil admitió que era un fichaje político ("No arriesgo nada. Maguy viene a prueba. Si me interesa, se queda, y si no, con devolverlo he cumplido").

¿En qué metió la mano Gil? Vean: meses antes de la contratación de Maguy, Gil fue nombrado cónsul de Costa de Marfil. El embajador de Costa de Marfil en España, Jean Vincent Zinsou, tenía un hermano llamado Simplice que era el presidente de un equipo de fútbol costamarfileño llamado Africa Sports (de la ciudad de Abiyán). Además, Simplice estaba casado con la hija del entonces presidente del país, Felix Houphouet-Boigny.

Viendo la cadena, queda claro que era el fichaje de Maguy tenía más interés económico que deportivo (ya saben, pillar tajada en comisiones y cosas similares).

Maguy vino en el mercado de invierno, y para hacerle sitio, se le dio la baja a Moacir (Jesús Gil dijo de él que era un mal negocio ya que "se había comprado un coche último modelo y vivía mejor que los parados españoles, que no necesitan niñera"). Por aquel entonces, el Atlético ya iba por su tercer entrenador de la temporada, Emilio Cruz (Gil ya había echado a Jair Pereira y a Cacho Heredia, y aún echaría a Cruz, José Luis Romero y a Ovejero para acabar la temporada con D´Alessandro).

Se le dio cobijo a Maguy en la misma urbanización que el mismísimo Julio Iglesias, y aparte, le dieron un Peugeot 205 (no querían el mismo caso que Moacir) y unos calcetines de lana para el frío (:roto2:).

Sin embargo, no fueron buenos para Maguy los días en el Atlético. Cruz, que era el entrenador cuando él llegó, no lo conocía absolutamente de nada. Maguy declaraba que tenía "el mismo nivel que Maradona".

A pesar de las flores que se echaba el simpático de Serge Alain Maguy, ni Cruz ni ninguno de sus sucesores en el banquillo confiaron en él. Sólo llegó a jugar un total de 470 minutos repartidos en 8 partidos. Además de sus pocos minutos, en su debut como colchonero en el Bernabéu fue abucheado (como le pasó a otros jugadores como Mauro Silva o Mutiu). Y por si fuera poco, en la prensa extranjera dijo que sólo el Barcelona, el Madrid y el Deportivo sabían jugar a la pelota y que sus compañeros no le pasaban la pelota.

Para más inri, al acabar la temporada y marcharse del Atlético, no vio ni un duro (el dinero del fichaje se dio en un cheque que no vio de ninguna de las maneras) de lo que debería haber cobrado. Como venganza, Maguy volvió a su país y fichó por el equipo rival del Africa Sports, el ASEC Mimosas, donde jugó sin contrato y sin cobrar, por despecho. No declaró nada en contra del presidente del Africa Sports por posibles represalias (lean otra vez quien era...).

Tras el ASEC, Maguy pasó por Arabia Saudí, Guinea y Suiza. En 2005 se retiró del fútbol.

PD: En 2000, tras ser eliminado en primera ronda de la Copa de África con su selección, al volver a su país, el gobierno militar de Robert Guei lo detuvo y envió junto a sus compañeros a un campamento militar durante una semana para "unas clases de ciudadanía". Una vez fueron liberados, se les amenzazó con tenerlos internados en un campamento durante 18 meses si se repetía una derrota humillante.

Fuentes: libro "Parecía un buen fichaje", epoca1.plazadeportiva.com, bdfutbol.com

viernes, 30 de junio de 2017

El caso "Negritos" del Atlético de Madrid


El caso "Negritos" fue una muestra de cómo el mundo del fútbol puede llegar a estar a veces muy podrido. A continuación vamos a ir desgranando qué fue lo que sucedió en este caso y los implicados que se vieron envueltos.

En 2003, se condenó tanto a Jesús Gil, el que fuera presidente del Atlético de Madrid, como a su hijo Miguel Ángel, que tenía un puesto en el Consejo de Administración del club, a un año y medio de prisión por estafa de simulación de contrato. Sin embargo, no lo cumplieron ninguno: Jesús Gil murió un año después, y Miguel Ángel Gil fue suspendido de la condena al ser menor de dos años de duración y no tener antecedentes.

¿En qué consistió dicha estafa? Veamos:

En 1998, según la Fiscalía Anticorrupción, la empresa "Promociones futbolísticas", controlada por los Gil, le vendió al Atlético de Madrid el contrato de cuatro jugadores por un total de 2740 millones de pesetas como pago de una deuda de esa misma cantidad. Según un juez, la operación era una compensación con un activo ficticio consistente en los contratos de cuatro jugadores profesionales que no resultaron ser tales.

Los cuatro jugadores eran:

-Abbas Lawal: el más conocido. Fue el único que debutó con el primer equipo (6 partidos), y luego pasó por el Córdoba, el Leganés, el Albacete o el Xerez, aunque nunca llegó a pasar más de un año en ningún equipo. En 2006, según "El País", estaba en paro y sin equipo. Valorado en 1000 millones de pesetas.

-Lima (Limamou Mbengue): su tope fue jugar tres años en Segunda en Badajoz. Luego estuvo en Tercera en equipos como el Noja, Algeciras, Mar Menor, Daimiel... Declaró que "me hicieron un contrato diciéndome que la libertad de los dueños del club dependía de mí y luego se rieron en mi cara", que no le pagaban ni las botas, que llegó a colarse en el metro para ir a entrenar, y que llegó a escribir a José Luis Rodríguez Zapatero cuando éste era presidente del gobierno al estar muy agobiado con su mala situación. Valorado en 290 millones de pesetas.

-Bernardo Matías Djana: llegó a Portugal procedente de Angola con 16 años tras quedarse huérfano, y posteriormente fue a Madrid, siendo acogido por los Padres Mercedarios. Mientras estudiaba carpintería, un profesor le animó a probar en el Atlético ya que solía jugar en los ratos libres. Allí fue reclutado, aunque nunca supo que le hubieran hecho contrato, ni que le hubieran puesto un valor como futbolista, ni siquiera vio dinero en su paso por el club colchonero. Sí que vio, según se cuenta en un libro, dinero cuando fue cedido al Rayo Majadahonda: 50000 pesetas al mes más el abono transporte. En 2006 vivía en Madrid, y estaba casado y tenía una hija. Valorado en 350 millones de pesetas.

-Maxi (Maximiliano de Oliveira): no era africano como los otros tres jugadores, sino brasileño (lo vio un ojeador en su país). Sólo llegó a jugar en Suiza, en el Caravaca, el Nules, el Benicassim y el Oropesa. En este último equipo no podía ganarse la vida ya que cobraba unos 350 euros al mes, y decidió empezar a trabajar como albañil (curiosamente en la construcción del complejo "Marina D´Or"). Cuando lo captó el Atlético, era menor de edad, y su madre firmó un documento en el que cedía sus derechos al Atlético, que podría haberlo incorporado sin necesidad de pagar su valor. Valorado en 1100 millones de pesetas.

Miguel Ángel Gil declaró en su defensa que ni él ni su padre se habían beneficiado de la operación diciendo lo siguiente: "Mi padre no canceló la deuda que tenía con el Atlético cediéndole los jugadores, sino que lo hizo traspasando la deuda a una empresa holandesa. Los compró por 2700 millones y los vendió por el mismo precio."

No fue el único caso escandaloso en el que se vio envuelto Jesús Gil con el Atlético, recuerden la intervención judicial del club en 2000 con el caso "Camisetas" (desvío de fondos del Ayuntamiento de Marbella al Atlético de Madrid (recuerden la publicidad que lucía el Atlético en las camisetas), o la apropiación indebida el Atlético en 1992 en el proceso de conversión a Sociedad Anónima Deportiva (Gil y Enrique Cerezo reunieron 1950 millones de pesetas para dicha conversión, pero el monto fue retirado a los pocos días y los avales fueron removidos por el consejo deportivo).

Fuentes: libro "Parecía un buen fichaje", marca.com, elpais.com, aupaatleticodemadrid.wordpress.com

viernes, 23 de junio de 2017

El niño de Somosierra


El caso del conocido como el "niño de Somosierra" es uno de los casos más extraños de España, y además de Europa en las últimas décadas. Hoy voy a repasar lo que le sucedió a dicho niño para que fuera tan comentado dicho suceso.

El 24 de junio de 1986, un camión cisterna Volvo con matrícula M-5383-CY, partió de Fuente del Álamo (Murcia) a las 7 de la tarde con Bilbao como destino. Portaba como carga 20000 kilos de ácido sulfúrico para una empresa petroquímica, y en dicho camión iban como pasajeros Andrés Martínez (36 años), su esposa Carmen Gómez (34 años) y el hijo de ambos, Juan Pedro (10 años), que viajaba con ellos para conocer el norte del país como premio a las notas que había obtenido en el colegio.

En el trayecto que pudieron realizar, los tres pararon hasta en tres ocasiones por distintos motivos: la primera para repostar gasolina, la segunda para dormir y la tercera, para desayunar. El camarero del mesón El Maño, en Cabanillas de la Sierra, donde desayunaron, sería la última persona que vería con vida al niño, ya que...

Ya que sobre las 6:40 de la mañana, el camión, que venía circulando a una velocidad entre los 15 y los 20 kilómetros por hora por la antigua carretera N-I, pasó a alcanzar los 110 km/h cuando descendía el Puerto de Somosierra. Finalmente el camión sufrió un accidente: perdió el control y se estrelló sobre una cuneta. La cabina del camión fue aplastada por la cisterna de ácido, que se derramó por todas partes.

Los policías que acudieron a la escena descubrieron los cadáveres de Andrés y Carmen, que fallecieron por el impacto (el ácido les produjo quemaduras). Al dar información a la familia de los fallecidos acerca del desafortunado accidente, la madre de Carmen preguntó "Pero agente, ¿el zagalico como está?" "¿De quién habla usted?" "Mi nieto, ¿dónde está?". No supieron contestar, ya que no sabían que el niño iba en el camión y él no aparecía por ningún lado.

Lo único que se pudo encontrar del niño eran juguetes. De Juan Pedro no había ni rastro, y no se le pudo encontrar desde entonces, a pesar de los intentos de su familia para conseguirlo, de hecho la abuela del chico murió hace unos 5 años sin poder encontrarlo.

Se dieron diferentes hipótesis al respecto:

-Juan Pedro quedó disuelto por el ácido: Parece muy improbable, ya que para que el niño hubiera quedado disuelto, el ácido hubiera tenido que actuar como mínimo un día, y varios días para que hubiera actuado en los huesos y dientes para disolverse por completo.

-Salió despedido por el impacto del accidente y quedó entre hierbas: Hubo mucha presencia policial y de voluntarios buscándole por la zona y hubiera sido posible encontrarle de alguna manera.

-No estaba en ningún momento en el camión: Hubo testigos que pudieron declarar que lo vieron, así que quedaría descartada este hipótesis.

-Fue secuestrado: Hubo un testigo en la zona del accidente que vio a una furgoneta de color blanco (una Nissan Vanette al parecer), de la cual salieron un par de individuos con bata blanca en dirección a la cabina del camión, sacaron de él un bulto envuelto, lo cargaron en la furgoneta y se marcharon inmediatamente. Supuestamente el bulto era Juan Pedro, y dicho bulto nunca fue encotrado.

-Fue secuestrado en la gasolinera: Se dice que en un descuido, al parecer en la gasolinera, fue secuestrado e introducido en un vehículo. Los padres inmediatamente lo siguen en el camión, formándose una persecución extrema. Eso explicaría el cambio de velocidad que se dio en el camión, además de otros datos encontrados en el tacógrafo, como que se habían dado 12 paradas en un total de 18 kilómetros, siendo algunas de cero y dos segundos (por los repechos de la carretera).

-Fue secuestrado por gente que iba en coche siguiendo al camión: Se dice que Andrés se vio obligado a tratar con temas de drogas, ya que tenía deudas por la compra y mantenimiento del camión. Eso le habría hecho tener que portar droga en el camión en ese viaje (se encontró heroína en el camión) para hacer frente a las deudas. Hubo un coche (presumiblemente los hombres de la droga) que perseguía al camión, y en una parada de 22 segundos registrada en el tacógrafo un kilómetro y medio antes del accidente, habrían aprovechado para secuestrar a Juan Pedro. Su padre persiguió el coche a toda velocidad hasta que lamentablemente perdió el control, salió de la calzada, y tuvo el accidente que segó su vida y la de su esposa.

Aún así, nunca se ha podido encontrar a Juan Pedro (el año pasado se encontraron unos huesos en Guadalajara, pero resultaron no pertenecer a Juan Pedro) ni aclarar que fue lo que pasó. La Interpol lo calificó como el caso de desaparición más extraño de Europa.

Fuentes: laescenadelcrimen.com, elespanol.com, abc.es

lunes, 12 de junio de 2017

Lakupiippu

Hoy toca traer a este blog a un personaje que se hizo famoso en internet hace varios años por un vídeo que grabó. Es conocido como Lakupiippu (aunque su nombre real, por lo que he visto en comentarios de Youtube, es Pekka), el nombre en finlandés de "pipas de licor".

Al parecer, en Finlandia se prohibieron en su día las "pipas de licor", unas golosinas que eran unas barritas de regaliz rellenas de licor. Se dio como razón que podían crear adicción.

Pues bien, el individuo que ustedes ven en el vídeo comenta su opinión al respecto de la prohibición y muestra su propia degustación del Lakupiippu. El momento final, similar a algo orgásmico, es sencillamente mágico.



Pienso que tal vídeo es claramente una parodia, aunque algo personaje sí que es este hombre... Y si no me creen, vean otros vídeos como este:



PD: No me hago responsable por las posibles secuelas mentales por el visionado de los vídeos de este hombre.

viernes, 9 de junio de 2017

Versiones y parecidos: "Reach out" y "Personal Jesus"

Otra nueva entrega de versiones y parecidos musicales en este blog. En esta ocasión las canciones a analizar son "Reach out" de Hilary Duff y "Personal Jesus" de Depeche Mode.

Comencemos con "Reach out" de Hilary Duff. Escuchen lo que es la base el comienzo de la canción (posteriormente, se repite en varios momentos de la canción).



¿Reconocen dicha base en "Personal Jesus" de Depeche Mode? A partir del minuto 2:16 lo pueden escuchar.



Claro ejemplo de sample, parecido o como ustedes lo quieran llamar...

miércoles, 7 de junio de 2017

La maldición de "El exorcista"


En su día escribí aquí acerca de la famosa e infame maldición que se le atribuye a la trilogía de películas de "Poltergeist". En esta ocasión lo haré sobre la famosa película "El exorcista", protagonizada por Linda Blair.

Una de las razones por la que se asegura que esta película está maldita es el cúmulo de muertes que la rodean. Para empezar, el actor Jack MacGowran, que interpretaba a Burke Dennings en la película, murió el 30 de enero de 1973 por complicaciones derivadas de una gripe. Sólo había pasado una semana desde que se filmó la escena en la que su personaje fue arrojado por la ventana de la habitación de Regan, la niña protagonista de la película.

Otra persona que murió fue Vasiliki Maliaros, la actriz que daba vida en el film a la madre del Padre Karras. Falleció pocos días después de que muriera Jack MacGowran, por causas naturales.

También ocurrió que el hermano de Max Von Sydow (el actor que interpretaba al Padre Merrin) murió en Suecia repentinamente, justo cuando el actor había llegado a Nueva York para realizar sus primeras escenas. El abuelo de Linda Blair (Regan) murió durante la realización del film.

El hijo adolescente de Jason Miller (Padre Karras), fue arrollado por un motorista en una playa y estuvo en serio riesgo de muerte durante varias semanas.

Otras circunstancias relacionadas a la muerte que se mencionaron:

-La esposa del ayudante de cámara parió un niño que nació muerto.

-El encargado de la refrigeración del set (las escenas del exorcismo requerían tener la habitación muy fría) murió.

-El guarda del edificio donde se grabó la película fue tiroteado y por consiguiente asesinado.

No sólo ocurrieron muertes en el trancurso de la grabación. Ellen Burstyn, que hacía de la madre de Regan, se lesionó fuertemente de la espalda grabando la escena de la masturbación con el crucifijo. Las cuerdas que la tenían que tirar hacia atrás cuando Regan estaba poseída en ese momento lo hicieron con tal fuerza que cayó sobre su coxis (dando un grito de dolor muy grande) y le provocaron dolores crónicos de espalda desde aquel entonces.

Hubo más trabajadores que sufrieron físicamente:

-Un carpintero se amputó de forma accidental un pulgar cuando trabajaba en el plató.

-Un técnico de iluminación perdió un dedo de un pie.

-Debido a retrasos en la filmación, se tuvieron que grabar escenas en Irak en pleno agosto a más de 50 º, provocando que la mitad de sus técnicos (9 de 18) enfermaran de disentería o insolación.

-La secretaria de William Blatty (escritor de la novela "El exorcista" y del guión adaptado de la película) enfermó de golpe y porrazo.

-La compañera de piso de la secretaria tuvo que ser llevada a un sanatorio con camisa de fuerza.

Los medios para la película también sufrieron problemas:

-El decorado de la casa donde se filmaba la película sufrió un incendio y se tuvo que suspender durante seis semanas el rodaje para construir otro. Una vez que se completó el nuevo, el sistema de riego por aspersión de averió, provocando un nuevo retraso de dos semanas.

-La estatua de bronce del demonio asirio Pazuzu se perdió en el embarque aéreo desde Los Ángeles y apareció en Hong Kong, provocando un retraso de dos días hasta que llegó a Irak, donde debía estar para formar parte del decorado.

Ante lo descrito, el director de la película decidió pedirle al sacerdote Thomas Bermingham, que era el asesor técnico de la pelicula, que hiciera un exorcismo. Bermingham pensó que no había razón (actividad satánica) para hacerlo, pero sí que realizó una bendición a la que no faltó nadie del equipo. Después de la bendición, no ocurrió nada más en el rodaje (aún así, hubo un incendio en la residencia de los jesuitas en Georgetown).

Qué problemas tuvieron en dicho rodaje, madre...

Fuente: libro "¡Malditas películas!"